martes, 25 de noviembre de 2014

Si el comunismo se impone en Colombia, nos queda el exilio


Por Miguel Posada Samper
Noviembre 24 de 2014
Fuente: Verdad Colombia

La mayoría de la gente asocia a las FARC y al ELN con la subversión. Por supuesto que son el brazo armado de la misma, pero no son el aparato completo. Ni siquiera son la parte que más nos amenaza con instalar un régimen estilo Cuba o Venezuela.

Aquí, ser apoyo de la subversión no es delito. Ni siquiera es mal visto en la mayoría de los círculos sociales.

¿Quiénes son los jefes del aparato subversivo? Están, por supuesto, los de las FARC y el ELN, pero probablemente no son los más importantes. En caso de instalarse en Colombia un régimen castro-chavista veríamos llegar al poder a los verdaderos jefes. Sabemos de algunos personajes que estarían en la primera plana de un nuevo régimen: Piedad Córdoba, los jefes del PCC y algunos otros.

¿Pero cómo figuraría el Fiscal General actual, el vicefiscal, algunos magistrados de las cortes y tribunales? ¿Dónde figuran en la organización comunista tantos académicos, periodistas y columnistas? No sabemos el rango que tendrían, pero puede ser muy importante.

Además de aquellos que están trabajando a favor de la subversión por convicción ideológica, hay muchos otros que trabajan para la misma por otros motivos: dinero y posición, especialmente. Piensan que si hay un cambio de régimen les irá muy bien. Podrán gozar su dinero y seguir en el juego de influencias. Tal vez estén equivocados. Así ha sido en Venezuela, hasta ahora, pero así no fue en Cuba.

No es fácil saber en Colombia quién es quién, sobre todo si está prohibido intervenir comunicaciones. Pero es fundamental averiguar la organización del enemigo. Son tontos quienes se oponen a eso. El problema es quién sabría las cosas y cómo se manejaría ese conocimiento.

Supongamos que la guerrilla finalmente entrega las armas y se hace la paz. Ahí empezaríamos a ver quién es quién. Si finalmente llegan al poder los comunistas, los que nos opusimos con todo tesón la pasaremos mal. Muerte o cárcel con cualquier pretexto. Tal vez algunos logremos el exilio. Pero muchos, que colaboran con los marxistas, creerán que les toca en la primera fila pero descubrirán que no es así. Y si protestan mucho les irá también mal.

¿Qué tan factible es este escenario? Es bastante factible.

Sin embargo hay cosas que están pasando que nos pueden proteger de esta desgracia: el colapso de Venezuela y de Cuba. Este colapso avanza rápidamente. La unidad del régimen de Caracas ya muestra fisuras, fisuras graves.

La destrucción de la economía es también rápida. La caída del precio del petróleo en el mundo es un problema para Colombia de alguna gravedad; para Venezuela es un desastre. El régimen chavista se está derrumbando como se derrumbó el régimen de Moscú: simplemente incapacidad administrativa.
Con un vecino en vía de recuperar un modelo económico de libertad de mercado, que sería lo que pasaría en Venezuela si se cae el régimen chavista, la posibilidad de que Colombia se vaya por esa ruta se desvaneces. Hagámosle fuerza a la oposición en Venezuela. La lucha de ellos es la misma nuestra.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Estamos en la lucha


Autor: Carlos Salas Silva
Noviembre 19 de 2014

Ayer asistí a la presentación del reciente libro de Ricardo Puentes dedicado al narcotraficante Perafán y a su amigo Daniel Coronell. En el momento de las intervenciones uno de los asistentes dijo que, debido al miedo y la apatía, tan sólo un uno por ciento de los colombianos está luchando por salvar al país cuando el gobierno, sin importarle la voz del pueblo, está entregando la patria al terrorismo.

Decir un uno por ciento es decir que muy pocos, poquísimos, son quienes con valentía enfrentan a un sistema criminal que se ha venido imponiendo para alterar totalmente el orden democrático colombiano, pero hay que tener en cuenta que equivale a unas centenas de miles de ciudadanos y que, tal vez, no sea tan sólo un uno por ciento sino un veinte, un cuarenta, un sesenta o más el porcentaje de colombianos que estaría dispuesto a luchar

También escuché en ese encuentro a alguien plantear que el problema de Colombia es estructural y su única solución es la educación y que, por lo tanto, cualquier cambio fundamental tomará por lo menos treinta años.

Aunque, quienes asistimos al evento del lanzamiento del libro de Ricardo Puentes, tenemos en común nuestra cercanía con el Centro Democrático, no oí mencionar la política de Seguridad Democrática como solución de los graves problemas que aquejan al país y que dio tan extraordinarios resultados en la década pasada, la primera del siglo XXI. Quedé muy extrañado con esto y me llegó el amargo recuerdo de las elecciones pasadas en las que, en los discursos de los candidatos del Centro Democrático, se olvidó mencionar a la Seguridad Democrática como pilar de un programa de gobierno que haría posible todas las excelentes propuestas en educación de la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

Faltó poner mayor énfasis en los siguientes cuestionamientos: ¿Cómo llevar a cabo un proyecto educativo ambicioso en un territorio que los criminales se están tomando paso a paso? ¿Cómo educar a una nación que convive con el terror y que tiene que arrodillarse ante los criminales porque no hay un estado que le garantice su seguridad? ¿Es posible sembrar valores en unos niños que están en la mira de unos bandidos y que tienen que sortear toda clase de peligros para asistir a la escuela pasando su infancia en la incertidumbre y la zozobra? Sin seguridad no es posible una educación adecuada, una educación constructiva, una educación que favorezca a quien la recibe y a su entorno. 

Lo que nos congregaba ayer era un libro que habla de los vínculos entre periodismo y mafia tan eficaces para influir sobre la opinión pública. A pesar de ello noté que no estamos exentos de caer en la estrategia actual montada por el gobierno para opacar a la oposición y especialmente la imagen de Álvaro Uribe. Que no se mencionara ahí la Seguridad Democrática ni su inspirador es un triste indicador de que esa estrategia está dando sus frutos hasta en quienes estábamos ahí presentes, todos opositores al régimen.
Por suerte esta mañana por La Hora de la Verdad tuve la oportunidad de escuchar una memorable entrevista que inició Fernando Londoño haciendo un breve resumen de sus arriesgadas pero sesudas e inquietantes especulaciones sobre el secuestro del general Rubén Álzate antes de cederle la palabra a Álvaro Uribe diciéndole que “la voz suya es la que vale”.
Fernando Londoño tacha de patraña, sainete y jugarreta este extraño secuestro que despierta la suspicacia de todos. Álvaro Uribe es más prudente, puede que esté de acuerdo, como muchos de nosotros, con Londoño pero sabe que hay que ir con prudencia y analizar la situación antes de adelantarse a los hechos.

Uribe comienza aclarando dos cosas: la primera, que este secuestro no es un hecho puntual -las FARC han secuestrado 59 personas desde el inicio de las conversaciones en La Habana, espeluznante cifra que el gobierno ha ocultado aquí y afuera haciendo creer a la comunidad internacional que todo va bien-; y la segunda, que el general Álzate ha luchado por la desmovilización de integrantes de las FARC y especialmente la de los niños reclutados por los bandidos en un territorio tomado por los terroristas.

Con estas premisas podría deducirse que el general haya asistido a una cita dentro de un proceso de desmovilización, pero esto no deja de estar en el campo de la pura especulación. Especulación entre muchas otras que se han venido tejiendo a sabiendas de que se puede esperar cualquier cosa de Santos como, por ejemplo, que el gobierno pactó ese secuestro con las FARC para reanimar las negociaciones en Cuba en un momento de crisis de credibilidad. A lo que Uribe replica diciendo que “quisiera pensar que no, por el bien de las instituciones de este país.”
Por otro lado, Álvaro Uribe dice que hay dos puntos en los que hay que poner énfasis para comprender la situación. El primero es que hay interés del gobierno por ampliar el concepto de delito político a partir de la conexidad para favorecer a los criminales que han cometido crímenes contra la humanidad y recuerda que “desde Carrara, en la teoría clásica del derecho penal, se entiende que el delito político es un atenuante en aquellos regímenes autoritarios donde hay delitos de opinión de tal manera que el delito político ha sido utilizado para aquellos que combatieron contra la opresión cuando se logra llegar a un estado de libertades y así indultarlos como una forma de premio; que no es el caso aquí en donde vamos a indultar a los narcoterroristas de las FARC que son los opresores de la comunidad.”

El segundo punto en cuestión es el del cese bilateral al fuego al que Álvaro Uribe hace la siguiente reflexión: “Hay mucha preocupación en grupos de opinión porque según parece el gobierno quiere premiar al grupo terrorista por liberar a los secuestrados diciendo que llegó la hora de un cese bilateral, poniendo al mismo nivel al Estado democrático de Colombia con el terrorismo, obligándolo a dejar su función constitucional de proveer el servicio esencial de seguridad a los ciudadanos, mientras que el terrorismo se comprometería a no incurrir en lo que ellos llaman acciones de guerra que no son otra cosa que delitos atroces como el secuestro, la extorsión, el asesinato, etc.. Por eso es importante insistir en que el país necesita un cese unilateral de las actividades criminales por parte del grupo terrorista de las FARC.”

Ante esta coyuntura es comprensible que estemos tentados a especular cualquier cosa acerca de lo que está oculto detrás de lo que apenas nos dejan ver. “Con el engaño se hace mucho daño a la opinión pública nacional e internacional. A la opinión internacional se le hace creer que Colombia está bien y que Santos tiene controlado al terrorismo y que el proceso de paz es maravilloso e ignoran como ha crecido la violencia en todo el país de una manera silenciada, con pocos registros de los hechos violentos porque la ciudadanía se ha visto obligada a someterse al terrorismo y ha dejado de denunciar porque no hay Estado que la proteja. Los guerrilleros engañan al hablar de paz en La Habana mientras en Colombia asesinan, secuestran y trafican con drogas. El mundo quiere ocultar que las FARC es corresponsable del asesinato de los 43 estudiantes en México habiendo sido comprobado que las FARC es el proveedor de coca al cártel de Guerrero responsable de ese asesinato”, dice el ex presidente.
Con su manera clara de exponer sus puntos de vista Álvaro Uribe, de la misma manera que da respuestas a múltiples interrogantes, siembra en quienes lo escuchamos semillas de reflexión. Por eso, a pesar de todas las estrategias montadas para empequeñecerlo ante la mirada de sus compatriotas, es el líder de millones de colombianos que, como ese uno o sesenta por ciento, estamos comprometidos de distintas maneras con el rescate del país y nos sentimos representados por quien con sinceridad se despide de Fernando Londoño y de quienes escuchamos la entrevista, diciendo: “Mientras Dios nos dé vida y salud, estamos en la lucha”.

domingo, 23 de noviembre de 2014

¿Quien es Israel Kirzner?


Fuente: ufm

Como explica Israel Kirzner, Mises veía al mercado como un “proceso”. ¿Pero qué clase de proceso? Kirzner ha resaltado que se trata de un proceso del “emprendedor alerta”. La satisfacción de la demanda del consumidor puede ser el propósito detrás de la producción, pero debe haber alguien que, en sistema social de división del trabajo, tenga el rol específico de anticipar qué es lo que los consumidores desearán en el futuro y que luego contrate, coordine y dirija el uso de los medios de producción con vistas a ese fin.
Imagen: wikipedia

Lo que guía a los emprendedores en su tarea es la previsión de beneficios económicos (ingresos superiores a los costos de poner a los bienes en el mercado) y la aversión a las perdidas. Pero uno de los aportes que Kirzner ha destacado es que si bien el espíritu emprendedor es crucial para el funcionamiento del mercado, no puede ser comprado ni vendido a un precio determinado, como otros bienes y recursos. La razón es que la esencia de la actividad emprendedora es “el estar alerta”, visualizando el horizonte del mercado en busca de oportunidades e innovaciones que pueden resultar en la fabricación de bienes mejores o nuevos, o en la introducción de productos más baratos en el mercado.

Pero el “estar alerta” significa notar algo que otros no han visto ni pensado antes. Significa ver “más allá” del conjunto de oportunidades y formas rutinarias de hacer las cosas. Es el proceso de descubrir conocimiento y posibilidades que nunca antes nadie había imaginado o visto.

Según Kirzner, una de las razones más importantes para la existencia de mercados abiertos y competitivos es que los individuos tengan el incentivo de beneficios económicos y la posibilidad de resultar favorecidos con ese “estado de alerta”. El orden institucional del libre mercado crea las condiciones bajo las cuales es más probable que las personas cuenten con la motivación para estar alertas, aun cuando nunca podremos saber anticipadamente lo que su creatividad generará.

Israel Kirzner nació el 13 de febrero de 1930 en Londres, Inglaterra, y emigró a Estados Unidos vía Sudáfrica. Recibió su título licenciado Summa Cum Laude en el Brooklyn College en 1954, y cursó un máster y un doctorado en la Universidad de Nueva York –NYU- siendo alumno de Ludwig von Mises. Mientras buscaba con qué cursos completar los requisitos académicos del MBA en NYU, Kirzner vio entre la oferta disponible un seminario de teoría económica ofrecido por Ludwig von Mises en el segundo semestre de 1954.

De 1954 a 1956 trabajó como asistente de Mises y escribió a modo de disertación, y bajo su supervisión, El Punto de Vista Económico: Un Ensayo en la Historia del Pensamiento Económico, un estudio del desarrollo de la ciencia económica como una teoría de la lógica de la elección y la acción humana. En 1960 fue publicado como su primer libro.

Luego de graduarse, fue contratado como profesor asistente en el departamento de economía de NYU, en 1957. Fue promocionado a profesor adjunto en 1961 y profesor titular en 1968, puesto que mantuvo hasta su retiro en el 2001.

Los trabajos más notables de Kirzner los encontramos en el campo de la economía del conocimiento y la iniciativa empresarial y la ética de los mercados. Es profesor emérito en economía en la Universidad de Nueva York, y es una autoridad académica en cuanto al pensamiento y la metodología de Ludwig von Mises.

Algunas de sus obras más importantes sobre economía son las siguientes:

Entrepreneurial Discovery and The Competitive Market Process: An Austrian Approach. Journal of Economic Literature. (Marzo 1997)
The Meaning of Market Process. (Routledge 1992)
Discovery, Capitalism and Distributive Justice. (Basil Blackwell 1989)
Competition and Entrepreneurship. (Chicago 1973)

Las contribuciones de Kirzner a la Escuela Austríaca de Economía han refinado y extendido los trabajos iniciales de Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek acerca de la comprensión del funcionamiento de la economía de mercado. Kirzner ha desarrollado estos temas en una serie de libros, entre los cuales se encuentra: Competencia y el Espíritu Emprendedor (1973); Percepción, Oportunidad y Beneficio Económico (1979); Los Descubrimientos y el Proceso Capitalista (1985); Los Descubrimientos, Capitalismo y Distribución Justa (1989); El Significado del Proceso de Mercado (1992); Como Funcionan los Mercados: Desequilibrio, Emprendedores y Descubrimiento (1997); y La Fuerza Impulsora del Mercado (2000).

Israel Kirzner fue otorgado un Doctorado Honoris Causa por la Universidad Francisco Marroquín el 4 de septiembre de 1989.

Artículos y documentos

The Economic Point of View: http://www.hubertlerch.com/pdf/Kirzner_The_Economic_Point_of_View.pdf
Israel Kirzner on coordination and discovery: a comment: http://www.thefreelibrary.com/Israel+Kirzner+on+coordination+and+discovery%3A+a+comment.-a0228172332
An Interview with Israel Kirzner: http://mises.org/journals/aen/aen17_1_1.asp
Israel Kirzner on Ethics and Entrepreneurship: http://www.economicpolicyjournal.com/2012/09/israel-kirzner-on-ethics-and.html





sábado, 22 de noviembre de 2014

"¡Las rejas no acallarán la verdad!" - Testimonio de la hija de un Militar que hoy es un Preso Político.


Por Agustina McWhite

Son las crudas palabras de la hija de un preso político en Argentina. Su nombre es Fernanda y a través de su desgarradora pero fulminante crónica se animó y contactó a Agustina McWhite para difundir su historia.
¡Gracias, Fernanda, por permitir que yo reproduzca tu mensaje!. Estoy más que segura que con tu escrito muchos familiares, que lastimosamente se encuentran en la misma situación que vos, se sentirán identificados y quizás hasta se animen, cada vez más, a contar su historia. A hacerla popular, porque también es parte de la Verdad. Es parte de la Historia de Argentina.


SOY HIJA DE UN MILITAR QUE HOY ES UN "PRESO POLÍTICO"

Soy Fernanda Eugenia Megías, hija del Mayor Miguel  Ángel Nicolás Megías (R) del Ejército Argentino, Ex Combatiente de Malvinas y designado por la O.N.U. como Casco Azul en la Guerra en la Ex Yugoslavia. Actualmente detenido injustamente desde el 12 de Septiembre  acusado de delitos de lesa humanidad que no cometió.

Es difícil escribir estas líneas porque se mezclan muchos sentimientos como la tristeza, la impotencia, el odio, la ira, como también la angustia de haber vivido parte de mi embarazo con mucho dolor. El día que se suponía que debía ser el momento más bello que una familia puede vivir, el papá de mi hija y yo lo atravesamos solitos, sin los seres más importantes que debían estar y no estuvieron. Aun así nuestra hija nos llenó de luz y amor.
En la mañana del 12 de septiembre de éste año, mientras dormíamos sonó el celular y fue ese maldito presentimiento que algo estaba mal… y así fue. Se habían llevado detenido a papá.
Mientras estuvo en el calabozo de la Policía Federal de Tucumán, lo tenían esposado como si fuese un criminal de máxima peligrosidad. Luego lo trasladaron a San Juan donde se encuentra actualmente. La Policía Federal de San Juan por orden judicial había intervenido mi línea de teléfono como se encuentra hasta el día de hoy.
Le habían quitado todo. Lo único que logré en medio de la desesperación fue buscar teléfonos para poder encontrarlo y poder escuchar su voz; hasta que lo logré, lo encontré y al escucharlo me quebré en llanto como una nena. No puedo describir el lugar donde lo tuvieron, sólo sabía que estaba desesperado, con ataques de pánico  y recibiendo su medicación para el corazón. Sin entender concretamente porque estaba ahí. Lo acompañó su mujer, quien fue su único sostén en todo ese tiempo.
Hace poco pude viajar a verlo, necesitaba saber que estaba bien porque todo el tiempo imaginé sus ojos llenos de tristeza y desesperación, pese a que fue un servidor de la Patria, formado y preparado para lo peor  como haber atravesado dos guerras, nos dejó a mí y a mi madre  para cumplir con su deber y pelear por éste “bendito país”.
Llegué al penal desesperada por verlo y apenas nos abrieron la puerta nos rendimos en un abrazo eterno y él terminó consolándome a mí, con esa fortaleza de padre, temblando en medio de la  angustia… y ¡por fin conoció a su nieta! pero detrás de las rejas, sin embargo lo llenó de alegría.
Estuve y compartí todo con los compañeros de papá, todos hombres enteros, otros con mucha tristeza en sus ojos sin entender todavía por qué estaban ahí. Lo visité varios días, pero inevitablemente llegaría el día de la  despedida que fue cruel…me despedía de cada uno y en cada uno lo veía a papá, y esos hombres, me consolaban y acariciaban a mi bebé que en esos días les había robado una sonrisa. Al fin llegó el abrazo final, no me quería ir  y al caminar hacia la puerta  con mi bebé no quería mirar atrás,  no quería tomar conciencia  de que nos íbamos y él se quedaba mirándonos detrás del alambrado.

"Mi viejo tiene que pagar el precio 

por haber elegido 'ser Militar' "

1070114_10201650637978638_586761721_n
Fernanda Eugenia Megías
Hoy pareciera que mi viejo tiene que pagar el precio por haber elegido “ser militar”. Yo respeto el dolor de las otras víctimas, de sus familias, pero quiero que mi dolor también sea respetado porque lo tengo a mi viejo preso injustamente.
Mi papá en el ’76 tenía 23 años y era Subteniente, el grado más bajo del Escalafón militar. Sus funciones eran muy básicas. En horas de la noche del 26 de Agosto del ’76, se había producido un enfrentamiento entre 2 autos (un Ford Falcon  y un Fiat 128 conducidos por Montoneros que venían a los balazos), y los militares que estaban haciendo un control vehicular. En ese enfrentamiento muere un montonero de 23 años. Fue así como el  día 27 de Agosto, horas más tarde,  mi padre recibe la orden de dirigirse al lugar del hecho Av. San Martín de la ciudad de San Juan para elevar un sumario sobre lo encontrado. Y así fue, lo acompañaron 3 policías y dentro del Fiat 128 había un cadáver, una carpeta negra con panfletos e informes de Montoneros, un revolver Diana calibre 38 largo, una carabina  automática “Marcatti” calibre 22 y una escopeta Centauro calibre 14. Finalizado el sumario, los policías llevaron el cadáver a la morgue del Hospital Rawson y mi padre se dirigió al Regimiento a informar de lo sucedido.

"He sido atacada por ser hija

 de militar"

Mi padre jamás será una vergüenza, ni tampoco el hecho de que se encuentre detenido. Lamento mucho si algún miembro de mi familia lo siente así o algún colega en mi trabajo cree que es así, ya que he sido atacada por ser hija de militar. Tampoco me importa. Solo él puede sentir el infierno cada día de estar privado de su libertad injustamente, las familias que están hoy en la misma situación y por demás quienes lo queremos lo sufrimos...nadie más.
La Historia debe ser analizada con sinceridad y debe contemplar  todas las verdades; lastimosamente muchos se están perdiendo la oportunidad de acercarse a “la otra parte de la verdad”.
Quiero informar que somos 1.909 familias  en todo el país que estamos atravesando por todo este calvario. Nuestros padres son actualmente “presos políticos”; muchos llevan más de 10 años presos, es decir que el “principio de inocencia, “in dubio pro reo", no existe para éste Gobierno. Para éste gobierno “son culpables hasta que demuestren su inocencia” por lo tanto deben permanecer encerrados.
                       Fernanda Eugenia Megías (**)
DNI 26.791.059
(**) Actualmente forma parte de la "Asociación de Hijos y Nietos de Presos Políticos de la Argentina".

*Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.

Compártelo